EL AÑO EN QUE RENDIRSE FUE TRAICIÓN

En la historia de España muchas personas trabajaron arduamente y dedicaron su vida para que fuera escrita una constitución moderna. Lo hicieron con el sueño de que España progresara hacia un futuro más justo para todos. La culminación de todos esos esfuerzos quedó expresada en la Constitución Española de 1978.

En su artículo 35 se dice lo siguiente: Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.

Sin embargo, en los últimos años, al veinte por ciento de la población española se le niega su derecho constitucional al trabajo. Y en 2012 el número de desempleados en España ya supera la mitad de la población de Portugal. Tenemos un tercio de todos los desempleados en la zona euro y una de las mayores cuotas de desempleo juvenil del mundo ( del 50%).

A pesar de los sacrificios que se hicieron para que España fuera un estado de derecho, un lugar para todos, hoy más de cinco millones trescientas mil personas son marginadas en todo el país. Se les impide trabajar, han sido apartadas de la sociedad, relegadas económicamente, privadas de su principal función pública. Son exiliadas en su propio país.

Y a pesar de ello, las instituciones públicas, principales responsables del cumplimiento de las garantías constitucionales, no toman medidas para solucionar este grave incumplimiento del derecho constitucional. Condenan así a multitud de españoles a la inutilidad, a la gran pérdida de ciudadanía que deviene de la pérdida de la función social, a la desesperanza, a la pobreza. Desde hace mucho tiempo los planes públicos y gubernamentales no inciden en garantizar el derecho al trabajo, sino que se focalizan en otros asuntos públicos no relacionados con la violación de derechos fundamentales, como la reducción del déficit público, el pago de la deuda o el aumento de la competitividad. Esta actitud es una traición a los cinco millones trescientas mil personas que están siendo marginadas. También es una traición a quienes lucharon porque en este país imperara una democracia que garantizara los derechos constitucionales de un pueblo.

En este año que empieza, los españoles que no estén preocupados y deseosos de hacer algo con carácter de urgencia para paliar esta situación no podrán llamarse a sí mismos patriotas, si es que así se sienten; bien sea respecto al Estado Español o respecto a otros países o autonomías de la península. Hoy la indiferencia es traición.

Hoy la furia roja, que fue el orgullo español de 2010, surgido tras ganar el mundial de futbol de Sudáfrica, se convierte en la marea roja, un fenómeno masivo de solidaridad con los desempleados, con los deportados de la economía española.

Porque como españoles, igual que no descansamos hasta conseguir que se aprobara una Constitución para todos y cada uno de nosotros, no podremos descansar hasta que se garantice su cumplimiento para todos y cada uno de nosotros. Como Marea Roja no pararemos hasta conseguir que los encargados de hacer cumplir la Constitución cumplan con sus deberes públicos.

Cada 9 de cada mes realizaremos acciones de acción directa no violenta en las oficinas del INEM. Cada 9 de cada mes organizaremos a los desempleados para la protesta y pondremos en marcha laboratorios de ideas para la generación de iniciativas de empleo.

Cada 9 de cada mes demandaremos que no sea aprobada ninguna política pública contraproducente a la creación de empleo, que los planes nacionales y locales de empleo se discutan con la sociedad civil de desempleados organizada, y que desde las administraciones se apoyen, promocionen y fomenten las iniciativas surgidas en nuestros laboratorios de ideas.

EL 9 PORQUE ES NUESTRO PUÑO LEVANTADO

   EL 9 PORQUE ES EL MAZO QUE NOS HARÁ JUSTICIA

   EL 9 PORQUE ES EL MICRÓFONO QUE NOS DARÁ VOZ

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Empleo, Sin categoria y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a EL AÑO EN QUE RENDIRSE FUE TRAICIÓN

  1. Coruxa dijo:

    Me sumo a la Marea Roja. A por el 9. La Sociedad Civil Desempleada en Marcha. Estupendo, gran Iniciativa.

  2. francisco dijo:

    Yo tambien me sumo a mover la iniciativa

  3. Miki dijo:

    Algún hacker que pueda quitar la publicidad de Bancos en este blog?!! porfavor!!

    • noeliamiranda dijo:

      No es un anuncio de un banco, es una sátira del mismo.

      • Miki dijo:

        me parecio ver un banner de Bankinter, despues no lo he visto, solo el de la derecha, ya lo entendí, yo estoy en liucha contra Bankinterm debe ser que lo veo en todas partes.

      • basta156 dijo:

        Jajaja, es que la verdad, al principio parece publicidad, pero cuando ves la sombra del hombre allí tendido te das cuenta de que no es publicidad.

        Un saludo.

  4. Pingback: El año en que rendirse fue traición (opinión)

  5. Pingback: Noticias de los “Indignados Villanueva de la Serena” | Toma los barrios | Asamblea Popular de Villa de Vallecas

  6. ardillaninja dijo:

    Gran iniciativa, valiente y esperanzadora, la voy a difundir e intentaré aportar. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s